jump to navigation

La duda del artesano octubre 9, 2010

Posted by coopegu in Oración.
trackback

Un zapatero artesano acudió en cierta ocasión al maestro y le dijo:
“No sé qué hacer con mi oración de la mañana.
Mis clientes son pobres que no tienen más que un par de zapatos. Yo se los recojo a última hora del día y me paso la noche trabajando.
Al amanecer, aún me queda trabajo por hacer si quiero que todos ellos los tengan listos para ir a trabajar.
Y mi pregunta es: ¿Qué debo hacer con mi oración de la mañana?”.

El maestro le preguntó: ¿”Qué has hecho hasta ahora?”

“Unas veces hago la oración a todo correr y vuelvo enseguida a mi trabajo; pero eso hace que me sienta mal.
Otras veces dejo que se me pase la hora de la oración, y también entonces tengo la sensación de haber fallado.
Y, de vez en cuando, al levantar el martillo mientras trabajo con cada zapato, casi puedo escuchar cómo mi corazón, en su interior suspira diciendo: ¡Qué desgraciado soy que no soy capaz de hacer mi oración de la mañana!”

Le respondió el maestro:
“Si yo fuera Dios,
apreciaría mas ese suspiro del corazón
que la oración”

(Anthony de Mello, La oración de la rana)

 

(Fuente: Blog Buenas noches (Abel Domínguez, sdb)

Anuncios

Comentarios»

1. Elvira - octubre 14, 2010

Esta muy hermosa esta reflexión, ya que justamente hace algunos días yo me sentía así.

Muy bien, es muy agradable el hecho de saber que en Internet existan buenas páginas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: